Quienes estamos inmersos en la industria de los negocios, no podremos negar que las juntas corporativas fungen como esa palanca que mete velocidad a las estrategias de la semana o mes, según sea el caso. Pero también estamos de acuerdo que hay ocasiones en las que se abusa de ellas y en vez de ser un avance resulta una pérdida total de tiempo. Para no dejar a la improvisación tu meeting, te recomendamos conducirlos de modo en que los colaboradores estén al tanto y vayan con la iniciativa y aportaciones necesarias.

Ningún encuentro puede quedar inconcluso. Así que el propósito debe establecerse desde el primer minuto junto con los temas que se tratarán para dirigir la junta hacia objetivos específicos y guiar a la empresa en una misma dirección. Aquí el rol del líder es esencial porque mientras sea más receptivo, el equipo podrá exponer puntos de discusión.

Haz que tus juntas corporativas sean productivas poniendo como límite una hora de duración, delega a los responsables / propongan solución a problemas/ negocien  alternativas/ máximo deben convocarse a 6 personas (pueden ser gerentes de área que comuniquen a su equipo las decisiones) no olviden la minuta con las conclusiones y firmas de asistentes para agendar la próxima sesión corporativa. Si eres miembro G100, podrás reservar una de nuestras muchas salas de diferentes tamaños y aforos con equipamiento adecuado y tecnológico que te permitirá implementar una reunión, dando la mejor impresión a los clientes y compañeros de trabajo.

Por Rebecca Lp